TOKIO: CON TRADICIÓN MILENARIA PERO FUTURISTA

Japón es una nación que abraza los progresos sin soltar sus valores y tradiciones milenarias.  Están abiertos a los nuevos descubrimientos tecnológicos y del futuro sin embargo son muy buenos guardianes del pasado.  Uno camina por esta ciudad de 38 millones de habitantes y se siente en el futuro, o al menos en el set de filmación de una película de ciencia ficción.Hay máquinas para todo lo que a uno se le ocurra, kioscos por las calles que se paga con crédito del celular.  Y se puede adquirir lo que guste, todo lo que se te ocurra está ahí dentro.

Pero así como es una ciudad llena de tecnología futurista, también convive un Japón tradicional que disfruta de las costumbres milenarias, del taichí, el judo, el sumo y el hanami que es la contemplación de los cerezos en flor.  Así de interesante es el mix de ambos mundos.

En la tranquilidad de los parques dándole de comer a los pajaritos

Yo soy de las que cree que cuando en una persona se observan interesantes mezclas, ese ser se convierte en alguien mucho más atractivo.   Ni hablar de una nación.  Pues en Japón hay una estrecha relación entre el pasado y el futuro, lo que para mí la hace mucho más hermosa.

En Tokio hay gran estimulación de imágenes, por citar solo un ejemplo:  el neón y las publicidades, es toda una explosión para los sentidos.  También cuando uno camina en calles arrebatadas de gente, y escucha el sonido de pajaritos, que por supuesto no son de verdad sino que provienen de parlantes escondidos entre algunos árboles o marquesinas luminosas.  Los que sí son reales son los cuervos, que los hay por todas partes con su sonido tan particular. Picotean a trote y moche, incluso algunos tokiotas recomiendan no quedarse dormidos en los parques sin anteojos, imagínense.

Un estímulo para todos los sentidos, neón por todas partes

A su vez, en esta ciudad que parece salida de un cuento de ciencia ficción futurista, se valora y se aprenden de las personas mayores; celebran su pasado con dignidad y respeto.  Por suerte, porque es el país más longevo del mundo.  Por ejemplo en mujeres el promedio es de 87 años, y tiene la tasa de ancianos de las más altas del mundo, un 24.8%.   Y no solo viven mucho, sino que lo bueno, es que viven bien y con gran calidad de vida. ¡Bien por ellos!

Igual que Japón, un abuelito muy moderno y con onda

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s